Carmena, de compras por Gran Vía, orgullosa de los madrileños