Cuatro días atrincherada en el consulado uruguayo con su hija: los Mossos a la espera de que María ceda