El pederasta de Castelldans logró pasar 34 controles públicos