Castigos corporales, ¿Es educativo un azote?