Catalá: “Si a una mujer cinco personas le roban el móvil, nadie duda que hubo intimidación"