Dos horas de espera en las urgencias de la localidad catalana de Calafell