Cataluña se despierta con la resaca del temporal más trágico que se recuerda