Catarroja tras la puesta en libertad de Ricart