La Catedral de Santiago ve "imposible" que se repita una sustracción de dinero como la realizada por Castiñeiras