Celia recupera su latido sin necesidad de utilizar marcapasos