Centenares de indignados protestan en la sede de Bankia en Madrid