Cerca de los cien años, algunos se resisten a jubilarse en Japón

Fotografía facilitada por Shigeaki Hinohara de él mismo, posiblemente el único médico del mundo que sigue en activo con 99 años. Hinohara, uno de los médicos personales de la emperatriz Michiko, empezó a trabajar en 1941 en el departamento de medicina interna del Hospital Internacional San Luke de Tokio, donde desarrolló su carrera hasta que cumplió 86 años, en 1998. EFEtelecinco.es