El Chicle llega al centro penitenciario de Teixeiro, en A Coruña