El sismo en Chile fue una réplica del terremoto de febrero de 2010, según expertos