Los vecinos de Cho Vito intentan impedir el derribo de sus casas