Científicas españolas resuelven las limitaciones de las células madre inducidas