Científicos rusos desarrollan un medicamento contra el alcoholismo sin efectos secundarios