Cierran el asador del 'insumiso'