El Circuit, la fiesta gay más famosa, reúne a unas setenta mil personas este verano