Cocaína, el cáncer español