La incredulidad de Collin Burns tras resolver el cubo de Rubik y batir el récord mundial