Combinar condroitín sulfato y glucosamina protege de la pérdida de volumen de cartílago en la artrosis de rodilla