La Comisión Europea planea que los envases sean reciclables o reutilizables