Compañías de genéricos piden una cláusula para poder fabricar en España y vender a otros países donde no haya patente