“Nadie le hablaba, solo se dirigían a él para insultarle”