Conocer el cerebro es la clave para la felicidad de la sociedad, según un experto