Conocer las bases moleculares o genéticas es "fundamental" para un diagnóstico certero del cáncer, según un experto