Contradicciones entre los guardias urbanos acusados de matar a otro en Barcelona