Controlado el fuego de Vilamarín tras interminables horas de angustia