El padre de los niños de Córdoba dispuesto a iniciar una huelga de hambre