Corporación Dermoestética, de cotizar en Bolsa a la quiebra