Los Cortés, libertad con cargos