La Costa del Sol, blindada ante la llegada de la familia Obama