Crear laboratorios de referencia de análisis clínicos permite reducir tiempos y aumentar eficiencia y calidad