Crece, y mucho, la criminalidad en Barcelona con respecto al resto de España