Autógrafos, sonrisas y palmadas, así ha sido la llegada de Cristiano Ronaldo ante el juez