Cruz Roja atiende a siete personas en la 'mascletà', la mayoría por lipotimias