El Cuco espera su sentencia