La DGT alerta de que en España el 70% de los coches tiene siete años o más y lo considera "grave" para la seguridad vial