Un total de 130 bomberos de la DPZ trabajan en los municipios afectados por la riada del Ebro