Dejó el arma homicida en la maleta