El proyecto Castor tiene movilizados a los vecinos del Delta del Ebro