“Me di cuenta de la barbaridad que había hecho y le corté el cuello para que no sufriera”