El derrumbe del Ritz pudo deberse a una "sobrecarga" en la sexta planta