Polémico desalojo de un edificio del Raval de Barcelona