Desarrollan una prueba que permite a través de un 'smartphone' detectar la diabetes en una muestra de saliva