Desarticulan una red que robaba todo terrenos y operaba en once provincias