Detenido en Motril (Granada) al ser sorprendido por la Policía pateando y gritando a su pareja en plena calle