Detenidos cuatro jóvenes de familias acomodadas que robaban casas para tener nuevas sensaciones