Las enfermedades raras afectan a 5 de cada 10.000 habitantes